LOS DERECHOS DE LA INFANCIA, CADA VEZ MÁS TORCIDOS


El enunciado de los derechos de la niñez se topa con cifras que muestran su incumplimiento. Los recortes incluidos en el Presupuesto 2019 también acentúan esa vulneración.

En nuestro país, casi la mitad -unos 5,6 millones- de los de chicos y chicas viven en situación de pobreza. El 17 por ciento sufre déficit alimentario. Cuatro de cada diez no están escolarizados desde el nivel inicial. En el secundario, sólo el 60% logra finalizar el ciclo. Uno de cada dos viven en lugares con fuerte contaminación ambiental. Cada año, ocurren 3 mil embarazos de niñas de 10 a 14 años, casi todos por abusos sexuales.

Estas son algunas de las circunstancias en que encuentra a la niñez un nuevo aniversario de la Declaración Internacional que celebra sus derechos y que fuera aprobada por las Naciones Unidas, precisamente, para garantizar condiciones de vida dignas a las nuevas generaciones. Pero, claro está, una cosa es la letra y otra la realidad.

De acuerdo con las cifras relevadas por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), la pobreza infantil viene creciendo en los últimos años y, en términos de derechos, son más de 8 millones los niños o niñas que están privados de algún derecho.

La ampliación de la Asignación Universal por Hijo ayuda a paliar las consecuencias del aumento del costo de vida, que no hace más que empeorar estos índices. En el Conurbano bonaerense, un 37,7% depende de los comedores escolares para alimentarse. Mientras tanto, cuestiones estructurales como el hábitat, la salud o la educación no se resuelven.

“Faltan políticas públicas de largo plazo, más allá de los gobiernos, para atender no solamente las urgencias de millones de chicos ahora, sino también para que en los próximos años el país esté en manos de personas bien alimentadas, formadas, cuidadas. De esta manera, estamos perjudicando el presente e hipotecando el futuro”, señala Gerardo Mitre, presidente de FUNDAMIND.

Es una de las cientos de organizaciones de la sociedad civil que cubren las necesidades básicas de muchos niños. En este caso, en el barrio de Balvanera, donde funciona como un Centro de Primera Infancia reconocido por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Allí concurren diariamente 300 chicos de 2 y 3 años.

“La sociedad civil tiene que movilizarse para estar cerca de los sectores más necesitados. Acá hay profesionales, voluntarios, familias, empresarios y artistas, algunos famosos, que nos ayudan para dar todo lo que se puede a favor de la primera infancia. También tenemos la ayuda de gobiernos. Lo que entendemos es que nadie puede revertir solo esta vulneración de derechos tan grande que hoy sufren nuestros chicos”, sostiene Mitre.

En el mundo, la mayoría de las personas que vive en situación de pobreza es menor de edad. Si se tiene en cuenta que este flagelo se transmite de generación en generación, el diagnóstico de UNICEF es que en ninguna sociedad se ha producido una reducción amplia de la pobreza sin haber realizado primero inversiones cuantiosas en el derecho a la salud, la nutrición y la educación básica de sus habitantes.

El Presupuesto recién aprobado no va en ese sentido.  En efecto, el colectivo Infancia en Deuda señaló su “profunda preocupación por la regresividad de las partidas proyectadas para ciertos programas destinados a la protección y promoción de los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes”. Antes de la sanción definitiva, había exhortado al Congreso Nacional para que “se incrementen las partidas asignadas a la niñez y adolescencia, en línea con lo que exigen los tratados internacionales de derechos humanos que en Argentina tienen jerarquía constitucional y diversas leyes que aseguran la inversión prioritaria en la niñez”.

Según el análisis de la ley que guía las inversiones del Estado Nacional para el año entrante, se estipula una reducción de un 77,1% en infraestructura y equipamiento escolar, entre otros ajustes. En líneas generales, los programas de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Sennaf) sufrirán un recorte del 34,55%.

Estos ajustes contradicen a los compromisos internacionales asumidos por Argentina en materia de derechos de niñas, niños y adolescentes, que proscriben todo tipo de medida regresiva en materia presupuestaria. El Comité de Derechos del Niño de la ONU, incluso, hizo un llamamiento a que las medidas regresivas producto de la crisis económica sean adoptadas después de evaluar todas las demás opciones posibles, garantizando que los niños, niñas y adolescentes, principalmente quienes se encuentran en situaciones de vulnerabilidad, sean los últimos afectados.


#DefensorDelNiñoYA

En 2005, el Congreso sancionó la Ley de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (N° 26.061). Sin embargo, nunca se nombró un Defensor. Luego de años de reclamos de las organizaciones dedicadas a la infancia, en 2017 comenzó el concurso. Hay 15 finalistas y se espera que el Congreso apruebe su designación antes de fin de año.


DERECHOS VULNERADOS

El 17 por ciento de los chicos sufre déficit alimentario,

Aproximadamente un 30 por ciento de las víctimas de la trata son niños

El 35% de los chicos y chicas de 3 años no van al jardín, en la Ciudad de Buenos Aires. En San Juan, esa cifra llega al 95%. El promedio nacional es del 40%.

Hay 3 mil embarazos de niñas de 10 a 14 años cada año, casi todos producto de abusos sexuales



Las familias del CPI FUNDAMIND se reunieron en la ESCUELA PARA PADRES a fin de comprender el alcance de los derechos de sus niños. Luego de posicionarse temporalmente en sus infancias y escuchar la canción YO QUIERO, enunciaron los siguientes deseos:

– QUE NOS RESPETEN Y ENSEÑEN A RESPETAR

– SER LIBRES

– TENER ATENCATE DE LOS ADULTOS, SIN DISTRACCION

– SABER DE DONDE SOMOS, DE DONDE VENIMOS.

– APRENDER LOS LIMITES SIN QUE NOS GRITEN NI CASTIGUEN

– TENER AMIGOS PARA DIVERTIRNOS

– SER ESCUCHADOS Y QUERIDOS

-QUE HAYA PAZ PARA NO TENER MIEDO Y PODER SER FELICES.

– QUE EN EL MUNDO REINE EL AMOR.


Los derechos del niño son un conjunto de normas jurídicas que protegen a las personas hasta cierta edad. Todos y cada uno de los derechos de la infancia son inalienables e irrenunciables, por lo que ninguna persona puede vulnerarlos o desconocerlos bajo ninguna circunstancia.

Entre ellos destacan:
•    No a la discriminación: todos los niños tienen los mismos derechos.
•   El interés superior del niño: cualquier decisión, ley, o política que pueda afectar a la infancia tiene que tener en cuenta qué es lo mejor para el niño.
•   Derecho a la educación: ir a la escuela
•   El derecho a la vida,la supervivencia y el desarrollo: todos los niños y niñas tienen derecho a vivir y a tener un desarrollo adecuado.
•   La participación: los menores de edad tienen derecho a ser consultados sobre las situaciones que les afecten y a que sus opiniones sean tomadas en cuenta.
•   Derecho a la vivienda digna: Todos los niños tienen el derecho a vivir en un espacio adecuado para su desarrollo.
•   Derecho a la familia: todo niño tiene derecho a tener una familia que lo quiera y que lo cuide.na familia que lo quiera y que lo cuide.

Print Friendly